Nuestro elixir: la vida

Vida, eso que muchos tenemos, pero no lo sabemos. Vida, aquel lapso que quisiéramos estirar hasta volverlo eterno y otras veces solo suprimirlo. Vida, la fortuna de fortunas y no lo entendemos. ¿Qué acertijo se tiene que adivinar para poder entender la clave de cómo vivir?, la mente solo cuestiona, esperando recibir respuestas que logren entender una forma de evaluar una vida “bien vivida”. Admito que nunca había tenido la suerte de saber la razón por la que vine a este mundo, hasta hace poco. Y la verdadera razón es que tu al estar aquí, coexistiendo con personas de forma paralela, me hacen creer que tu meta de vida es ser feliz para así, lograr hacer felices a los demás. Parece simple y quizá algo trillado, pero vamos, ¿Piénsalo? Tú debes hacerte feliz a ti mismo, como primer paso. Cuando aprendes que ser feliz es una elección con miles de millones de sacrificios intermedios cuyo fin es lograr esta importante meta, entenderás. Así es, entenderás que la vida tiene secretos, que más bien no son secretos sino cosas que todos sabemos, pero no queremos admitir, por ejemplo:

  • El amor en cualquiera de sus sentidos es el lenguaje universal.
  • Aprender que la vida son círculos llamados “ciclos” que duran un periodo de tiempo. Que sea lo que sea que encierre ese ciclo, el punto central es aprender de esa lección que te va a traer algo bueno o malo, pero al final se transforma en experiencia dando como resultado algo bueno. Por último y no menos importante, estos ciclos no son para siempre, tienen un inicio y un fin y aprender a cerrarlos es una habilidad que solo aprenderás de ese maestro que llamamos: dolor.
  • cada persona que existe en este planeta, es única e irrepetible. Lo hemos escuchado muchas veces, pero es que es lo más cierto. Esta verdad esconde un gran poder que cuando seamos capaces de entenderlo nos haremos la vida menos complicada, nunca podrás igualar a alguien en ningún sentido porque no hay mejores ni peores, sino semejantes. Recuerda que todo lo que se compara y evalúa solo son parámetros creados por el mismo hombre, así que dejemos de lado la discriminación y las clases sociales que solo originan barreras entre el amor hacia los demás.
  • Las creencias y religiones deberían solamente inspirar a convertirte en mejor persona. La cuestión de la esencia es un tema puro, divino que no tiene que rebajarse a instituciones donde solo se mueve el dinero y pretenden el control de la sociedad con leyes absurdas.
  • somos parte de este planeta, no dueños ni conquistadores, somos un eslabón más en esta cadena que forma un equilibrio perfecto. Estamos en sintonía con el viento que sopla, el movimiento de las olas, la dirección de las nubes, todos formamos parte de este hermoso cuadro al que llamamos: Vida.

Somos pasajeros de un viaje al que no pedimos venir, y mucho menos tenemos la remota idea de cómo obtuvimos ese boleto de abordar. Pero tranquilo, ya estamos aquí y créeme que es por algo, se breve, frágil, simple y no te tomes tan personal la forma de circular de la vida, hay días de fuego y días de paz. Aprende de esta guerra y enfócate en lo que más importa: en ser Feliz.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: