Vocación: problema de la sociedad actual

“La vocación es la espina dorsal de la vida”

-Friedrich Nietzsche

Comenzare con esta frase para alinear y aclarar el rumbo de este escrito. Indagando un poco en la internet llegue a la definición de la palabra vocación que más me agrado y se las comparto: “Inclinación o interés que una persona siente en su interior para dedicarse a una determinada forma de vida o un determinado trabajo”, ahora bien, son innumerables los casos que he visto donde las personas definen su profesión u ocupación de acuerdo con el trabajo mejor pagado, la carrera que los padres de familia imponen, algunos otros casos por moda y así sucesivamente podría seguir.

La vocación no es un juego en lo absoluto, sino aquello que traemos en los genes y es lo que más nos apasiona hacer. Por poner algún ejemplo les diré, un doctor antes de serlo por profesión experimenta tranquilidad y paz interior cuando ayuda a los demás cuando se presenta la necesidad sin tener conocimiento alguno. Podemos deducir que a esta persona le apasiona el servir a los demás de esta manera, y como este ejemplo podemos ver tantos casos de vocación. He visto personas con vocación de poetas, escritores, cineastas, pintores, sacerdotes, doctores, maestras, etc. Pero que no lo hacen por distintos motivos y eso es triste ya que si estas personas se dedicaran a hacer lo que les gusta sobra decir que la inspiración lograría grandes resultados.

Cuando una persona elige su profesión se debe estar sincera y totalmente seguro para con uno mismo, pues este será tu trabajo el resto de tu vida, y cuando es algo que realmente no disfrutas hacer lo haces de mala gana, y por ende, no está bien hecho perjudicando a los que nos rodean, pero en el peor de los casos, con nosotros mismos. El compromiso debe ser con nosotros, de prometernos que seremos lo que disfrutamos hacer y servir a la sociedad con toda la satisfacción posible.

Amigos los invito a prestar atención a esas cositas que disfrutamos hacer, aquellas que no sentimos que el tiempo pase mientras las hacemos, si nos cuesta trabajo, podemos recurrir a otras alternativas como preguntarles a nuestros familiares cercanos cuales son las virtudes que nos ven y tratar de indagar con nuevas actividades, esto, con la finalidad de encontrar lo que amamos hacer. También hoy día tenemos exámenes vocacionales que nos ayudan apuntando a las actividades que más van con nuestros gustos y personalidad. Y si tú ya tienes definido lo que quieres hacer, practica hasta convertirte en mejor, una amiga decía que cualquier acción por mínima que sea puede ser perfeccionada cada vez más y esto lo logramos con la práctica y ara finalizar nunca te rindas, aun así el fracaso es benéfico para nosotros. Me despido y prometo seguir escribiendo un poco más seguido, saludos y bendiciones.

tumblr_p2gpv4ceab1v4oiquo1_1280

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: