Carta a mi ex

“Querida, caminé contigo algunas etapas de mi vida, por un momento creí haber conocido al amor de mi vida, eras muy importante para mí. Pero cariño, si algo tiene esta vida es esa manera de joder nuestros planes a futuro de una manera tan sutil que llega cuando menos lo esperas y de la manera más cruda. No te culpo, tampoco te lo reprocho, quizá esa imagen que idealizabas de mi era muy diferente al hombre que se paraba frente a ti, quizá ya no era la persona de la cual te habías enamorado, joder, todo fue convirtiéndose más humano y los errores ya no usaban máscaras, todo era real, y eso, bastaba. Al menos para mí.

La última vez que hablamos no éramos tu y yo, de eso estoy seguro, no éramos nosotros. Al saber que ya no estarías en mi vida, sentí un miedo que llevaba manchas de paz, al fin ya no tendría que batallar por peleas estúpidas, que para ser honesto, me desgastaban mucho. Al principio el orgullo y el ego hicieron un pacto para adueñarse de mí, era libre y joven, que más podía pedir. Pensaba que te había olvidado en el último trago de una copa que por cierto había brindado por ti en mi mente, -que le vaya bien, se lo merece, decía en mi interior.

Al transcurrir los días vivía duelos, pequeñas desilusiones y realismos en forma de recuerdos, recuerdos contigo. Algunos otros momentos llore por ti, otros quería correr a tus brazos a pedirte perdón y volver a ser lo que fuimos un día, ya sabes, esos días perfectos juntos. La vida me revolcaba por mares de sentimientos y emociones. Un día sin pensarlo me descubrí sano del corazón, fue entonces que supe que ya había hablado de ti lo suficiente y que mis heridas por fin habían cerrado.

Al final, me quede con las ganas de agradecerte por todos esos besos, caricias y momentos, fue tiempo que me regalaste, y eso no tengo con que pagártelo. Me he sentido feliz de haber tenido una relación tan bonita contigo, siendo sincero, eres una gran persona. Me gustaría verte en un par de años, al lado de una persona que te amé y que seas muy feliz, no podría desearte el mal, no es mi estilo. Cuídate.”

cf1f2d8314

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: