Nuestro elixir: la vida

Vida, eso que muchos tenemos, pero no lo sabemos. Vida, aquel lapso que quisiéramos estirar hasta volverlo eterno y otras veces solo suprimirlo. Vida, la fortuna de fortunas y no lo entendemos. ¿Qué acertijo se tiene que adivinar para poder entender la clave de cómo vivir?, la mente solo cuestiona, esperando recibir respuestas que logren entender una forma de evaluar una vida “bien vivida”. Admito que nunca había tenido la suerte de saber la razón por la que vine a este mundo, hasta hace poco. Y la verdadera razón es que tu al estar aquí, coexistiendo con personas de forma paralela, me hacen creer que tu meta de vida es ser feliz para así, lograr hacer felices a los demás. Parece simple y quizá algo trillado, pero vamos, ¿Piénsalo? Tú debes hacerte feliz a ti mismo, como primer paso. Cuando aprendes que ser feliz es una elección con miles de millones de sacrificios intermedios cuyo fin es lograr esta importante meta, entenderás. Así es, entenderás que la vida tiene secretos, que más bien no son secretos sino cosas que todos sabemos, pero no queremos admitir, por ejemplo:

Sigue leyendo “Nuestro elixir: la vida”

Anuncios

Ella Pt. 2

No puedo negar que estar echado a su lado en el pasto, viendo el cielo y escuchando canciones de coldplay se convirtió en uno de los placeres más sencillos de la vida, es gratis y se puede repetir las veces que considere necesarias. Habían pasado unos 22 días después de la primera cita, estaba pensando en un lugar indicado para invitarla, cuando por mi mente paso llevarla a misa, quizá así ella podría ver que para mí la religión juega un papel muy importante en mi vida. Cuando le hice la invitación, acepto sin pensárselo, quizá ya empezaba a sentir algo por mí, me urgía llegar a la iglesia para agradecer lo que me estaba pasando. Ese domingo caminamos por una calle solitaria e hicimos un par de bromas, nos sentamos en una banca y platicamos por mucho una hora. Se hizo hora para irse a su casa, la acompañe y nos despedimos con un beso en la mejilla, así es, en la mejilla, quizá debí de haber culpado a mi cara de un movimiento inoportuno que alineara mis labios a los suyos, pero ya saben que en esos momentos eres más torpe y lento que de costumbre.

Sigue leyendo “Ella Pt. 2”

Vocación: problema de la sociedad actual

“La vocación es la espina dorsal de la vida”

-Friedrich Nietzsche

Comenzare con esta frase para alinear y aclarar el rumbo de este escrito. Indagando un poco en la internet llegue a la definición de la palabra vocación que más me agrado y se las comparto: “Inclinación o interés que una persona siente en su interior para dedicarse a una determinada forma de vida o un determinado trabajo”, ahora bien, son innumerables los casos que he visto donde las personas definen su profesión u ocupación de acuerdo con el trabajo mejor pagado, la carrera que los padres de familia imponen, algunos otros casos por moda y así sucesivamente podría seguir.

Sigue leyendo “Vocación: problema de la sociedad actual”

Mis Pasatiempos

Hay muchas cosas que disfruto en las grietas de la rutina, pero hay dos específicamente que me fascinan: La escritura y la fotografía. Sobre la escritura recuerdo que desde que estaba en la escuela mis apuntes o lo que fuese que yo escribiera resaltaba, recuerdo por ahí del tercer grado hicieron un concurso sobre que niño leía más libros en un determinado tiempo que ya olvide. Que les puedo decir, yo ya estaba más que subestimado al saber que me enfrentaba con otros niños de cuarto, quinto y sexto grado. Curiosamente pensaba que si al menos no ganaba superaría mi propio record personal, y eso hice. Llego el día y nos convocaron a todos al patio principal y comenzaron con la premiación, el tercer lugar era para un chico de cuarto grado desde ahí yo sabía que mis oportunidades estaban perdidas, el segundo lugar fue para una chica de quinto, ya ni siquiera me paso por la cabeza que pudiera ganar mis esperanzas estaban perdidas. Recuerdo que hacía mucho sol pues eran como las 11:30 de la mañana, casi mediodía y el sol estaba a lo que daba, yo había empezado a ponerme de mal humor y mi atención ya era nula para con la directora, de pronto escuche mi nombre pero no supe que hacer, mis compañeros de clase me voltearon a ver –Pasa al frente!, ¿Qué esperas?- me decían varias voces que se mezclaban, así es amigos, me había ganado el primer lugar. Recuerdo mucho la sensación de nerviosismo y confusión mientras caminaba hacia al frente, fue un momento muy bonito que guardo en mi mente.

Sigue leyendo “Mis Pasatiempos”

Libertad

Desde chico había sido un niño muy rebelde para con sus intereses, defendía lo que quería con coraje y lo llevaba a cabo. De orígenes un tanto conservadores y una familia altamente religiosa, era casi ineludible salvarse de la creencia del libre albedrio. La religión católica hasta cierto punto es buena, muy buena a decir verdad, sin embargo limita en muchos ámbitos la vida moral de las personas, pone obstáculos inherentes en tu mente para que cuando estés a punto de realizar algo que apenas rebasa los límites del reglaje católico tu conciencia ya te está torturando y sientas el remordimiento hasta por días.

Sigue leyendo “Libertad”

Ella Pt.1

Llego como otoño a mi vida, dejando caer todo lo malo que había en mi ser, llego hablando con dulce en el paladar y una enorme sonrisa en forma de media luna que reafirmaba lo hermosa que es. Recuerdo ya haberle visto en otras ocasiones y no más de 20 veces, pero las circunstancias y el destino nunca dieron paso a la casualidad, hasta que un día enfrente a mi osadía para llamarle por primera vez. Lo que vino después fueron los síntomas comunes de un corazón nervioso: respiración acelerada, sonrisa con risa titubeante, dolor de estómago y bueno por fin me había atrevido a mandar un mensaje, algunos minutos pasaron, y la respuesta no llegaba, quizá mi nerviosismo se había asociado con su horario para hacerme pensar que quizá había tomado una decisión equivocada; pero no, de pronto contesto con un simple “hola”, me puse feliz y sin más ni más para mi esa palabra decía más que mil cosas; así es, me había abierto una pequeña puerta, me había dado una ligera esperanza que podría conocerla, ese era el punto.

Sigue leyendo “Ella Pt.1”

Introspección al pensamiento humano

Básicamente me había bastado leer una obra de Charles Bukowski para entender que la vida, siendo miserable, es vida aun. Todos llegamos aquí sin pedir vivir, pero qué más da, si ya estamos aquí. Muchos tenemos aspiraciones y muchos otros no, pero hay otras personas que se pasan el día y día como brincar una baya, que no esperan nada de la vida, y que van por ahí haciendo lo que su instinto les aconseja sin temor a que la más mínima consecuencia suceda.

Sigue leyendo “Introspección al pensamiento humano”

Mujer

El sabor de una mujer exquisita

…Una mujer hermosa no es la más joven, ni la más flaca, ni la que tiene el cutis más terso o el cabello más llamativo, es aquella que con tan sólo una franca y abierta sonrisa y un buen consejo puede alegrarte la vida.

Una mujer valiosa no es aquella que tiene más títulos, ni más cargos académicos, es aquella que sacrifica su sueño temporalmente por hacer felices a los demás.

Una mujer exquisita no es la más ardiente (aunque si me preguntan a mí, todas las mujeres son muy ardientes… Los que estamos fuera de foco somos los hombres) sino la que vibra al hacer el amor solamente con el hombre que ama.

Una mujer interesante no es aquella que se siente halagada al ser admirada por su belleza y elegancia, es aquella mujer firme de carácter que puede decir No.

-Gabriel García Márquez

Sigue leyendo “Mujer”

Pasajes de mi infancia

Adolfo siempre había sido un niño con muchas ilusiones, como todos, aunque a decir verdad, era un niño muy tranquilo y protector.  Adolfo era el mayor de 7 hermanos y muy unido a Antonio, el hermano que le seguía. Antonio por su parte era fantasioso y rebelde, su forma de ver la vida siempre lo llevaba a elegir sus acciones, y eso le traía problemas de vez en cuando con su padre, un hombre que aunque muy bueno, era muy duro. Adolfo y su familia vivían en un rancho algo alejado del pueblo, como se han de imaginar, la vida era más que tranquila.

Sigue leyendo “Pasajes de mi infancia”

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑